domingo, 30 de marzo de 2014

LAS LESIONES DE RODILLA. PARTE 2: La prevención y readaptación desde el equilibrio postural y artro-muscular

...continuación de la entrada anterior:


6. La estabilidad lumbo-pélvica
La rigidez de la musculatura del core provee de estabilidad proximal para el movimiento de los miembros inferiores y una eficiente absorción de las fuerzas generadas distalmente (Leetum et al., 2004). 
La estabilidad lumbo-pélvica es instantánea, con activaciones inmediatas justo antes del movimiento de los miembros. Requiere de fuerza muscular y un alto nivel de control neuromuscular, para lo que es necesario una buena sincronía entre la musculatura local y profunda con la musculatura global y superficial. La musculatura local es clave para controlar las relaciones intervertebrales de la columna mientras que la musculatura global soporta las cargas externas aplicadas sobre la columna evitando el movimiento innecesario de la misma.
Durante acciones dinámicas, el movimiento inestable del tronco en los planos horizontal y frontal pueden reflejar ajustes compensatorios de la debilidad muscular de las caderas o falta de control motor.
Zazulak et al. (2007) concluyen que un déficit propioceptivo lumbo-pélvico es un factor de riesgo para sufrir lesión de rodilla en mujeres.
La musculatura de la cadera actúa en conjunción con el cuadrado lumbar para estabilizar la columna y pelvis lateralmente y controlar el momento de aducción del fémur en el apoyo monopodal.

LAS LESIONES DE RODILLA. PARTE 1: La prevención y readaptación desde el equilibrio postural y artro-muscular

...continuación de las entradas anteriores dentro de la serie, Prevención de lesiones a través del equilibrio postural y artro-muscular:
1.   Prevención y tratamiento del dolor lumbar
2a. Prevención y tratamiento del dolor inguinal. Parte I: La inestabilidad de cadera
2b. Prevención y tratamiento del dolor inguinal. Parte II: Factores de riesgo
3b. Los isquiotibiales. Parte II: Desequilibrios posturales y artro-musculares como factor de riesgo

"Algunos pacientes pueden tener problemas de fuerza y otros de control motor. Los factores de riesgo de las patologías de rodilla pueden no estar necesariamente en la articulación, pueden estar localizadas en otras articulaciones o incluso en los centros nerviosos" Erik Witvrouw. 

4. LOS DESEQUILIBRIOS POSTURALES Y ARTRO-MUSCULARES COMO FACTOR DE RIESGO EN LAS LESIONES DE RODILLA

La rodilla es una articulación que precisa de una gran estabilidad. La mayoría de la musculatura que participa de esta articulación es biarticular. La estabilidad se verá comprometida si las articulaciones "contiguas", tanto cadera como tobillo y pie, no garanticen un correcto y estable movimiento del fémur y la tibia. La rótula, el otro hueso participante en la articulación, también verá comprometida su alineación y estabilidad si el equilibrio postural y artro-muscular no es el adecuado. 
En los tres Congresos Internacionales de Investigación del Dolor femoropatelar (Baltimore 2009, Ghent, 2011 y Vancouver, 2013) se han tenido como referencia los factores biomecánicos proximales (lumbo-pélvico-cadera) y distales (tobillo y pie), como factores de riesgo de sufrir dolor femoropatelar (DFP).



Restando los traumatismos directos por acciones de contacto, la mayoría de las lesiones en la rodilla se producen: 
  • Por sobreusoEl sobreuso será más lesivo y se manifestará antes si la estabilidad/alineación de la estructura falla. Y en la estabilidad va implícito el control motor.
  • Por una acción de no contacto que provoca un movimiento inestable fuera del ROM de seguridad. Y evidentemente un movimiento inestable se producirá cuando la estabilidad falla y/o la desalineación propicia dicho movimiento
Vamos a intentar relacionar determinados desequilibrios posturales y artro-musculares con el incremento del riesgo de sufrir una determinada lesión de rodilla: 

  • dolor femoropatelar ya sea por desgaste del cartílago rotuliano o por patologías del tendón patelar y cuadricipital, 
  • lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA)
  • lesiones de ligamento lateral interno (LLI), 
  • el síndrome iliotibial...

domingo, 23 de febrero de 2014

LA SENTADILLA, LA RODILLA Y LA PUNTA DEL PIE. Que sobrepase, que no sobrepase, que sobrepase, que no sobrepase...

Después de la publicación de las entradas referentes al squat y a la flexión dorsal del tobillo, he tenido varios debates con diferentes colegas en referencia a la posición de la rodilla con respecto a la punta del pie en la realización de sentadillas (squats):

Una afirmación que ha sido la constante y que todos mis colegas han repetido en estos debates: "Siempre me dijeron que la rodilla no debe pasar de la vertical de la punta del pie, que si no, existe un riesgo de lesión sobre las estructuras articulares"
¿Realmente existen evidencias científicas que lo soporten?


domingo, 16 de febrero de 2014

Los isquiotibiales. Parte II: Prevención y readaptación a través del equilibrio postural y artro-muscular

... continuación de la entrada anterior: Entender, prevenir y readaptar mejor las lesiones de isquiotibiales.

H. LOS DESEQUILIBRIOS POSTURALES Y ARTRO-MUSCULARES COMO FACTOR DE RIESGO DE DESARROLLAR LESIÓN DE ISQUIOTIBIALES
Identificar los factores de riesgo potenciales que pueden desencadenar las lesiones de isquiotibiales es muy importante para intentar mantener las estructuras del jugador alejadas del peligro. Pero a veces no es suficiente ya que, aunque intentemos mantener fuertes y flexibles los isquiotibiales trabajando de manera excéntrica y en elongación, consiguiendo buenas longitudes óptimas; aunque intentemos evitar desequilibrios entre los isquiotibiales de ambas piernas; aunque intentemos mantener una correcta elongación pasiva y activa del músculo;  aunque intentemos mantener un ratio con los cuádriceps apropiado... es probable que aún así no estemos incidiendo en la causa que provoca la lesión. Y más si las lesiones son repetidas. 
Analizar al jugador en su globalidad y funcionalidad, valorando su postura global y su equilibrio artro-muscular puede aclararnos potenciales causas de riesgo sobre los isquiotibiales que en la literatura no están tan presentes. 
Vamos a mostrar unas teorías basadas en el movimiento funcional y en el desequilibrio artro-muscular, que pueden situar a los isquiotibiales en peligro potencial de lesión.


Vamos a intentar mostrar cómo proteger los isquiotibiales  mediante el fortalecimiento (dependiendo del caso) del glúteo mayor, de los rotadores externos de cadera, del psoas-ilíaco, del oblicuo externo, de los extensores torácicos e incluso del cuádriceps (dependiendo del caso); y manteniendo fuertes y en su longitud óptima todos los abdominales, los flexores largos de cadera, los propios isquiotibiales y los pectorales.

lunes, 3 de febrero de 2014

Entender, prevenir y readaptar mejor las lesiones de isquiotibiales. Parte I: Situaciones desencadenantes y factores de riesgo

...continuación de las entradas anteriores dentro de la serie, Prevención de lesiones a través del equilibrio postural y artromuscular:
1.  Prevención y tratamiento del dolor lumbar
2a. Prevención y tratamiento del dolor inguinal. Parte I: La inestabilidad de cadera
2b. Prevención y tratamiento del dolor inguinal. Parte II: Factores de riesgo

3. LAS LESIONES DE ISQUIOTIBIALES

Las lesiones de isquiotibiales presentan la prevalencia más alta en el fútbol  y el periodo medio de baja deportiva está cerca de los 20 días. Lógicamente también será las lesiones musculares con mayor incidencia (Fig. 2). Según diferentes estudios (Crossier, 2004; Woods et al., 2004), es una lesión con un porcentaje de repetición bastante alto (12-31%). De Visser et al. (2012), en una revisión de la literatura,  mostraron un riesgo de recaída, según estudios, de entre 13,9 y 63,3% en los dos años siguientes a la lesión inicial.



Vamos a intentar entender mejor estas lesiones para prevenirlas y readaptarlas convenientemente